Noticias y eventos

Sistema informático inteligente para gestionar la conservación viaria de Málaga 05/03/2020

«La misión del grupo de empresas Sando es convertirse en una empresa económica y socialmente viable»

 

Entrevista a  la Dª Esther Sánchez Manzano, vocal de Sando y Jorge Gámiz Pérez, director general de Conservación y
Mantenimiento de Infraestructuras en Sando (@PensandoenRSC)

Nos puede ampliar la información de la noticia, qué destacaría, cuáles son sus principales ventajas y beneficios de esta iniciativa?

La certificación de un Sistema de Gestión de Energía según la ISO 50001 ayuda a las organizaciones a implantar una política energética y a gestionar adecuadamente los aspectos energéticos derivados de su actividad, lo que se traduce en un ahorro real y cuantificable del coste energético. La ISO 50001 proporciona las herramientas necesarias para identificar las actividades que consumen más energía y que suponen una “fuga energética y económica”. Una vez definidas, las organizaciones activan un plan de medidas para minimizar los consumos de sus propias instalaciones y sistemas de forma integrada, maximizando al mismo tiempo la eficiencia energética de las mismas. Ello contribuye a un uso más sostenible.

La eficiencia energética en una EDAR tiene como principal ventaja el ahorro de costes, que en este tipo de instalación resultan muy elevados. En el caso de la EDAR Copero se ha realizado un estudio detallando su actividad y el tipo de consumo que se produce, principalmente eléctrico, además de un pequeño consumo de gasóleo para transporte.

Comenzamos con una revisión energética en la que también se describe el proceso de Cogeneración, cuyo fin es el aprovechamiento energético del gas que se produce en la digestión de fangos (biogás) para producir energía eléctrica y calor, consumiendo ambas formas de energía en la propia planta. Esto se contabiliza como energía eléctrica generada en el centro.

La revisión energética indica los consumos más significativos de la planta, donde se detecta que el mayor consumo eléctrico, el 94,43%, corresponde a los procesos realizados en el reactor biológico, siendo el consumo por iluminación del 5,14% y el del transporte interno de 0.43%.

En base a esta distribución de consumos se establecen unos indicadores energéticos, un seguimiento y una línea base para poder medir de dónde se parte y a dónde se quiere llegar.

Esta certificación completa las mejoras para reducir el consumo y aumentar la producción de energía eléctrica presentadas en septiembre de 2018, cuando entró en vigor el nuevo contrato de explotación de la UTE EDAR COPERO FACSA-SANDO:

  • Instalación de un nuevo motor de cogeneración para mayor aprovechamiento de biotas.
  • Cambio de membranas de difusores para la disminución de consumo en la aireación.
  • Cambio de motores de tornillos de elevación por otros más eficientes.
  • Potenciación de codigestión.

¿Cómo se enmarca esta iniciativa en la estrategia y gestión de Responsabilidad Social en su organización?

La misión del grupo de empresas Sando es convertirse en una empresa económica y socialmente viable. Esto son sus objetivos y lo que le lleva a seguir innovando y trabajando día a día.

El grupo de empresas que componen Sando ha asumido la responsabilidad social como una obligación propia. Un compromiso con la sociedad para el que la compañía emplea todos sus recursos y que realiza y transmite a través de la Fundación Sando, en línea con los preceptos del Pacto Mundial de Naciones Unidas.
Nuestros principios son:

  • La honestidad y honradez empresarial que practicamos en todos los ámbitos de la compañía y en las relaciones con proveedores, empleados, clientes y la sociedad en general.
  • La sostenibilidad como eje fundamental de nuestro compromiso social. Qué se encontrarán las próximas generaciones es un tema que debe marcar la agenda de todos los actores implicados en los procesos productivos.
  • El cuidado de nuestro equipo se consigue mediante el fomento de un buen clima de trabajo, un riguroso control de los riesgos laborales y unos criterios adecuados de compatibilidad entre la vida laboral y familiar.

En esta línea, ¿qué otras iniciativas destacaría?

  • Estamos midiendo nuestra huella de carbono desde el año 2018 en el negocio constructor para elaborar un plan con las medidas necesarias que nos ayuden a reducir su impacto, como son uso de vehículos eléctricos, plantas fotovoltaicas para autoconsumo, etc.
  • También investigamos para conservar las ciudades sin ruido ni contaminación. Hemos llevado a cabo un estudio de viabilidad técnica, denominado GENESI, para desarrollar esta tarea sin dejar huella en el ecosistema. Utilización de grupo electrógeno silencioso y no contaminante (sin carburantes fósiles) en obras de conservación en entornos urbanos. Se prevé la reducción de 8.280 kg CO2 al año. Todo ello en favor del bienestar de los ciudadanos y con un ahorro energético considerable.
  • También nuestro grupo ha puesto en marcha un sistema informático inteligente para gestionar el servicio de conservación viaria de Málaga. Un proyecto que nace del seno de la concesionaria del servicio, formado por la empresa especializada en conservación de infraestructuras de Sando, Conacon, y la compañía Rus Eiffage Infraestructuras. El programa surge por la iniciativa privada de ambas empresas, que han desarrollado un proyecto de innovación para crear un sistema pionero y único en el país que se adapta a las necesidades de este tipo de servicios. De hecho, otras ciudades como Sevilla, Madrid, Barcelona, Benidorm, Córdoba, Almería, Fuenlabrada o Granada ya se han interesado por la tecnología.

¿Qué importancia tiene para su entidad la comunicación de sus iniciativas responsables y cómo la trabajan?

La Fundación está presente en las redes sociales a través de un blog sobre Responsabilidad Social Corporativa y mediante Twitter en @pensandoenrsc. También en los principales medios de comunicación de Andalucía y de toda España.

Esta política de responsabilidad social corporativa se aplica en todas las áreas del grupo, colaborando habitualmente con administraciones públicas, instituciones educativas y fundaciones privadas.

La gestión estratégica de las empresas que componen Sando persigue un equilibrio entre la dimensión económica y social, invirtiendo esfuerzos en el desarrollo de las comunidades en las que la compañía está inserta, generando empleo y riqueza. El principal instrumento por el que la compañía canaliza sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa lo constituye la Fundación Sando.

¿Cuáles son los próximos retos y desafíos de su organización en esta materia y cómo los piensan llevar a cabo?

Tenemos muchos proyectos que iremos comunicando cuando sean una realidad. Lo más significativo reside en que la Fundación Sando es una organización sin ánimo de lucro dedicada principalmente a organizar, apoyar y colaborar en proyectos relacionados con la prevención de riesgos laborales, la integración laboral y socio cultural de colectivos con dificultades de inserción, la divulgación de la cultura, el deporte o la investigación.

Seguimos trabajando en reducir la huella de carbono que nuestra actividad produce y para ello, hemos establecido unos compromisos a partir de 2020 que son:

  • Incluir en nuestra comunicación externa, web corporativa, nuestro compromiso en la lucha contra el cambio climático.
  • Realizar trípticos divulgativos sobre la huella de carbono dirigidos tanto a personal de Sando como a clientes, proveedores y otros.
  • Concienciación y sensibilización a los trabajadores mediante divulgación de buenas prácticas relacionadas con el consumo energético.
  • Uso progresivo de carburantes 100% Bio en la flota de vehículos corporativos.
  • Contratación paulatina del suministro eléctrico de las sedes con comercializadoras 100% de energías renovables.

Más información: Corresponsables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *